Se vive la Travesía 2018 y le da color a la Frontera

Momentos con mucho color y olor a gasoil se vivieron ayer en nuestra frontera. La travesía arrancó con más de 200 vehículos y continúa hasta el domingo. El evento le da alegría a un fin de semana que se muestra idóneo para disfrutar del barro.

La playa de estacionamiento del Free Shop Neutral sirvió para que los organizadores den la bienvenida a todos los participantes que llegaron de distintos puntos de Brasil y Uruguay, así como a los locales que siempre destacan por como viven esta travesía.

Así falta ver como llegaban a inscribirse y obtener su kit de inscipción, con la adrenalina a flor de piel y con la sonrisa puesta en lo que imaginan será un fin de semana de prueba extrema para sus motores.

Nosotros pudimos conversar con uno de los organizadores, Cesar Silvera, quien nos dejó algunas palabras de como se vivió el proceso de inscipción: «Normal, como siempre. Ya es la décimo tercera, como que uno va agarrando experiencia sobre la marcha de los años pasados».

 

«Tenemos unos 240 inscritos aproximadamente para el día de hoy y para el sábado calculamos unos 50 más en Santa Teresa, así que es una travesía que siempre está dentro del número que manejamos unos 300 inscritos», nos explica satisfecho César.

la travesía es organizada por el jeep club baqueanos del barro

La Ruta

«Se parte por Avenida Brasil», donde se da la largada simbólica con las clásica dunas de tierra que se acondicionan para la ocasión en la Avenida principal. Agarramos la Ruta 9 y entramos ahí enseguida de la Aduana en lo que vendría a ser el Camino Real a Chuy. Hoy chiviamos ahí en el Camino Real y el sábado salimos de Santa Teresa, hacemos un recorrido por las bases, todo por adentro de las bases del ejército y luego metemos un pedazo cerca a la laguna».

El tiempo y terreno

«Agua hay mucha, porque viste que ha venido lloviendo, barro hay abundante y por suerte no ha llovido (en los últimos días) sino se iba a poner penoso».

«Agradecer a los participantes que vienen, que confían en nosotros, que hacen de nuestra travesía la más grande del país, porque es un volumen importantes de Jeep’s. Vienen los amigos brasileros desde lejos, hay gente que se hizo más de 2500 Km. para venir y no es la primera vez que vienen. Entonces eso te impulsa a seguir adelante y es un voto de confianza que te dan».