Al Encuentro del Gigante de las Pampas

El escuerzo común (Ceratophrys ornata) es una especie de anfibio anuro de la familia Ceratophryidae. Es un sapo grande y de cuerpo grueso también conocido como el Gigante de las Pampas. Hace más de 35 años que no se registra en Uruguay y por ello un grupo de biólogas y expertas en la materia se han propuesto el objetivo de salirle al encuentro.

Nos contactamos con Paula Laporte (Bióloga) quien nos cuenta de que se trata este movimiento. «Estoy colaborando en la difusión de un proyecto de investigación sobre una especie de anfibio, el escuerzo común, que hace más de 35 años no se registra en Uruguay. Yo no investigo directamente esta especie. Estoy colaborando con las investigadoras que lo hacen a través de la difusión local del proyecto. Ellas están en el campo actualmente con poca comunicación».

Accesorios para vehículos
La Casa del Rack

«Este proyecto, de carácter trinacional (Argentina, Brasil y Uruguay), liderado por Gabriela Agostini y Camila Deutsch de Argentina, busca involucrar a la sociedad a través de la práctica de la Ciencia Ciudadana».

«Este método integra el conocimiento de comunidades locales junto con la recolección de datos científicos, de manera de lograr más información y mejores relevamientos, en este caso de una especie en particular».

«Es una especie cuya categoría de conservación es Vulnerable, siendo la principal amenaza, la pérdida de su hábitat natural, los pastizales naturales»

«Reencontrar al Gigante será el primer paso para trabajar en pos de la conservación de esta especie en territorio uruguayo. Si alguna vez lo viste o si conoces a alguien que lo haya visto puedes colaborar con tu información a través de:
  • 099 768 403
  • 099 186 115

También pueden escribir al mail: gigantedelaspampas@gmail.com

El gigante de las Pampas o Escuerzo Común.
El gigante de las Pampas o Escuerzo Común.

Habita en la mesopotamia argentina (Misiones, Corrientes, Entre Ríos y parte de Buenos Aires así como también en las provincias también argentinas de Córdoba, Santa Fe). También se le encuentra en adyacencias de las costas uruguaya y brasilera.

El Gigante tiene una enorme boca y ojos salientes con dos pequeñas protuberancias en la cabeza semejantes a «cuernos». La hembra puede medir hasta 17 cm y el macho 12 cm (excluidas las patas). El promedio de vida es de 6 a 7 años, sin embargo hay algunos casos en que llegan a vivir hasta diez años.

El rasgo más prominente del escuerzo es su enorme boca que ocupa prácticamente la mitad de su cuerpo. Su coloración es verde brillante, aunque también las hay de color verde oscuro, parcialmente negras e incluso ejemplares albinos.

Arguilas en Chuy
Aladdin Arguilas

Es difícil distinguir los machos de las hembras, dado que los únicos dimorfismos existentes entre ambos sexos es el tamaño y que los machos pueden presentar sus gargantas de pigmentación más oscura.

Para alimentarse, suelen ocultarse bajo el barro, dejando fuera sólo los ojos. Así permanecen casi inmóviles al acecho de cualquier presa que se ponga a su alcance. Cuando ésta aparece, saltan fuera del barro y se la tragan. Son tan voraces que eventualmente mueren por asfixia al querer engullir animales demasiado grandes (insectos, pájaros pequeños, mamíferos y otros anfibios). Pueden ser caníbales.

En su estado de renacuajo, los escuerzos, a diferencia de la mayoría de los anuros, son depredadores. Las larvas emiten un sonido debajo del agua habiéndose descripto para el mismo un contexto de tipo defensivo.