5 RAZONES PARA COMER LEJOS DE LA COMPU

El apuro por terminar un informe a tiempo o adelantar tarea pendiente, nos puede llevar algún día a cometer el error de comer delante de la computadora. Sin embargo, vuelto un hábito, esta acción supone múltiples males para nuestra salud física y emocional.

«La alimentación es un momento de diálogo donde las personas puedan intercambiar conocimientos, consejos y momentos de alegría»

Más allá del peligro latente de que parte de la comida se derrame encima del teclado de la empresa, lo que ya es bastante problemático de por sí, existen otros motivos por los que tienes que evitar comer delante del ordenador.

1. DISFRUTARÁS DE LA COMIDA

Si estás trabajando mientras masticas, no prestas ninguna atención a lo que estás comiendo. Si lo hicieras, podrías desconectarte del trabajo al menos por unos minutos además de saborear un delicioso menú.

2. ESTIMULARÁS TU PENSAMIENTO

La exposición a otras personas, otros lugares y otras actividades lleva a tener nuevas ideas. Además, te resultará agradable conocer a las demás personas que trabajan en tu empresa con conversaciones que trasciendan el trabajo.

“es importante que la persona tenga un momento al día para el consumo de sus alimentos y en lo posible compartir la mesa con la familia o amigos y sin distracciones tecnológicas”

3. SERÁS MÁS PRODUCTIVO

No serás más productivo por saltearte la media hora de descanso. En cambio, verás que tu eficiencia aumenta al regresar de un almuerzo lejos de tu mesa de trabajo.

4. CONSEGUIRÁS UN MAYOR EQUILIBRIO

Tu cuerpo y tu mente necesitan un freno de a ratos. Los dispositivos móviles hacen que sigamos conectados las 24 horas del día, 7 días de la semana. Parar es necesario para no saturarse y mantener el nivel de desempeño.

5. TE SENTIRÁS MEJOR

Si lo piensas bien, es muy triste obligarte a comer en tu mesa de trabajo. Levántate, sal a que te dé el aire, comparte un almuerzo con los compañeros o incluso con los amigos algún mediodía de la semana. Mejorará tu percepción de tu vida laboral y también personal.

“la alimentación tiene su aspecto social y emocional que es importante de destacar. Y si uno consume sus alimentos de esa manera realmente es posible que uno sea consciente también de lo que está consumiendo y también ayuda a regular el apetito”