lavado de activos
POLICÍA FEDERAL LANZA OPERATIVO CONTRA DELITOS FINANCIEROS EN CHUÍ
Negocios establecidos en Chuí y Santa Vitória do Palmar recibieron fondos de delincuentes de otros estados para lavado de dinero y evasión de divisas.
 
Este jueves (1/12) la Policía Federal lanzó la Operación Mercator, cuyo objetivo es reprimir delitos financieros como evasión de divisas, cambio ilegal, lavado de dinero y organización criminal, en la región fronteriza entre Brasil y Uruguay.
 
combina rocha
CUANDO JUEGA URUGUAY GANAMOS TODOS ¿Eres el mejor de la penca? Ponte a prueba en la penca de Combina Tienda de Pinturas. Si aciertas el resultado exacto entrarás al sorteo de un litro de pintura a la tiza ideal para personalizar muebles, sillas de metal, armarios, puertas, muros, paredes, etc. Déjanos en los comentarios tu pronóstico para el Uruguay vs Ghana de fase de grupos y ya estás participando. Si compartes nuestro flyer tienes chance doble. Puedes dejar tu resultado hasta antes del comienzo del partido. #MundialQatar2022 #Qatar2022 #Qatarworldcup2022 #uruguaynomá #UruguayVsGhana
 
En la acción de hoy, la policía federal cumple cinco órdenes de registro y captura en los municipios de Chuí y Santa Vitória do Palmar. También se implementan medidas de restricción de activos y valores, con el bloqueo de cuentas bancarias de dos empresas de la región y otras involucradas, totalizando la determinación de indisponibilidad de hasta R$ 30 millones, así como la restricción a la transferencia de vehículos pertenecientes a los principales investigados. Además de estas medidas, se decretaron la imposibilidad de comunicación entre los investigados, la prohibición de gestión de establecimientos y comparecencias periódicas al juicio.
 
La investigación se inició con el intercambio de pruebas por parte de la Comisaría de Araguaína (TO), las cuales señalaron la remisión de cantidades ilícitas al establecimiento investigado en la Operación Mercator.
 
El grupo establecido en la región se encargaría del lavado y envío de dinero a Uruguay, con la transferencia física de dinero en efectivo, en conexión con las casas de cambio del vecino país.
 
Hay indicios de blanqueo de capitales provenientes de delitos como contrabando y peculado, entre otros, de recepción de valores por parte de comercios locales. Los fondos fueron enviados desde diferentes estados de Brasil por personas físicas y jurídicas, muchas sin identificación de origen, sin actividad relacionada con establecimientos comerciales sospechosos que justificaran la remesa de los montos. Entre 2019 y 2021, la organización recibió aproximadamente BRL 30 millones, la mayor parte con evidencia de origen ilícito y probable destino en el extranjero.
 
El nombre elegido para la operación traducido del latín significa comerciante. Esto se debió a que el principal objetivo eran los responsables de dos grandes establecimientos comerciales de la región, que movilizaban una elevada cantidad con sospecha de origen ilícito.