hotel 5 estrellas
Inversión extranjera directa creció en Uruguay 43% en 2020; en América del Sur cayó 54%.

Según el informe anual de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), en Uruguay la inversión extranjera directa (IED) creció 43 por ciento en 2020, la cifra más alta desde 2012, a pesar del acentuado descenso que se registró en América Latina (45 por ciento) y en el resto del mundo (35 por ciento).

El informe resaltó que Uruguay tuvo los “niveles más bajos de infección por COVID-19 en la región” e invirtió US$ 625 millones a través del Fondo Coronavirus y destacó el “dinamismo de la industria tecnológica” y la implementación de “incrementos en varios beneficios fiscales otorgados a proyectos elegibles bajo el régimen de promoción de inversiones”.

ropa para mascotas
Un paseo de tarde en invierno deber ser con correa y abrigado. 🐕‍🦺 En Agro Shop Chuí encuentras todos los implementos para tus mascotas, cómodos y seguros. #AgroShopChuí #ChuyTuPróximoDestino #Mascotas #PetShop

“Los flujos de IED se recuperaron rápidamente de la caída registrada en el primer trimestre del año a medida que aumentaron las nuevas inversiones de capital y se expandieron los préstamos entre empresas. De cara al futuro, la duplicación del número de proyectos totalmente nuevos en información y comunicación, alcanzando más del 37% de todos los proyectos anunciados, apunta a una industria próspera”, agregó la publicación.

A nivel mundial, “los flujos de IED se desplomaron en un 35% en 2020, a 1 billón de dólares desde 1,5 billones de dólares el año anterior”, según el informe. “Los confinamientos causados por la pandemia de COVID-19 en todo el mundo ralentizaron los proyectos de inversión existentes, y las perspectivas de una recesión llevaron a las empresas multinacionales a reevaluar nuevos proyectos.”

Además, el trabajo indica que “la caída estuvo fuertemente sesgada hacia las economías desarrolladas, donde la IED cayó un 58%, en parte debido a la reestructuración empresarial y los flujos financieros intraempresariales”.

En la región, la inversión extranjera en América Latina cayó un 45%, a US$ 88.000 millones en 2020, lo que significó el mayor desplome entre las regiones en desarrollo, señala.

Si solo se toma América del Sur, la IED se desplomó un 54%, a US$ 52.000 millones. En el caso de Brasil, los ingresos cayeron un 62%.

Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2021 de la UNCTAD (en inglés)