los perros comen huesos
Huesos para perros: ¿Cómo elegir el mejor?

Hoy se hará honor al refrán popular que reza «más contento que perro con hueso», pues se estará abordando uno de los manjares favoritos de todos los canes, como son los huesos para perros. Ciertamente estos peludos lo adoran, pero ¿Son buenos para ellos?, pues entérese aquí cuáles son las variantes de los huesos para perros crudos o cocidos y mucho más!!

Sobre los huesos para perros existen muchos mitos y referencias, sobre cuáles son los huesos para perros comestibles o permitidos para esos leales canes. Algunas personas están negadas al suministro del codiciado bocadillo a sus mascotas perrunas; otros en cambio aseguran que no hay nada de malo ofrecer un rico hueso a su fiel compañero canino.

championes en chuy
Llegaron championes Olympikus para los más chiquitos. 👟👧🧒 ¡Ven a conocer todos los modelos y lleva el que más te guste! #championesbaratos #Olympikus #ChuyTuPróximoDestino Ven a Casa da Economía y encuentra lo que estás buscando. ¡Comodidad a tus pies! #LlevaLaEconomíaACasa

En tanto algunos afirman, que es mejor ofrecer un rico y nutritivo caldo de huesos para perros, y no exponer a sus mascotas a eventuales peligros que conlleva el bocado en sí. Mientras que algunas teorías afirma que solo se deben evitar los huesos pequeños y de pollo. En todo caso, en este trabajo se dilucirá todo al respecto.

¿Por qué son peligrosos los huesos para perros?

Aunque el hueso supone uno de las comidas más nutritivas, y que además de derretir el paladar de cualquier canino, aunque ciertos huesos para perros pueden originar algunos daños al animal. Ello a pesar de no es una teoría definitiva, pues ni los expertos llegan a un acuerdo unánime, siendo muy dogmáticos sobre el asunto, por lo que no existe un rotundo sí o no.

No obstante ello, es prudente revisar algunos aspectos del eventual peligro que suponen los huesos para perros, de forma tal que cada dueño tome la decisión que considera más idónea. Además de referir aquellos huesos para perros más convenientes, también se expondrán los valorados como peligros para el can:

  • Desgastan la dentadura y podría propiciar fracturas dolorosas.
  • Pudieran generar algunas lesiones en la lengua, el paladar e incluso, favorecer la formación de llagas y úlceras.
  • En caso de escaparse una astilla, podría perforar el esófago, conllevando a un acto quirúrgico.
  • Algunos canes no trocean el hueso, engullendo entero, lo que podría llevarlos incluso, a morir.

Ahora, el hecho de que existan los citados riesgos, que suponen potenciales peligros, no quiere decir que sea frecuente o suceda a todos los caninos. Pero, con conocimiento causa, quiere ofrecer huesos al can, se debe seleccionar el mejor y saber cuáles debe evitarse.

capotas marítimas
En Invierno déjate guiar hasta Ekipart, donde tenemos todos los accesorios para tu Camioneta. Si vienes a Ekipart, 🚘#PodemosEKIPARTe

¿Qué huesos se pueden dar?

Generalmente en torno a los huesos de pollo se han tejido muchos rumores sobre su daño, no obstante, los huesos para perros de pollo, son los más fáciles de digerir por un can. Aunado a los nutrientes vitamínicos que poseen, como el calcio.

Hay que reiterar que los perros son carnívoros, por lo que su mandíbula, dientes y aparato digestivo está diseñado para ingerir huesos; en especial de pollo, conejo, jamón, cordero y cerdo son benignos para los canes, siempre y cuando se adopten algunas medidas, como:

  • No deben ser la base de la dieta, deben ser solo un capricho eventual.
  • Deben ser crudos, ya que los crudos pueden astillarse, ya han habido accidentes.
  • Observar el tamaño, debe considerar el tamaño tanto y del hueso, estos deberán ser proporcionales.
  • Si es viejito, no ofrecer huesos para perros, al igual si es cachorro.

Tipos y tamaños de huesos crudos recreativos

Una opción son los huesos para perros recreativos crudos, estos son los mejores para la mayoría de los perrunos. Los canes se derriten por masticar huesos crudos debido a su rico sabor, además de que estimulan su mente y hacen ejercicio en los músculos de la mandíbula al roer el hueso. Existen dos variantes de huesos para perros crudos, siendo prudente entender la diferencia entre ellos:

  • Los huesos crudos para comer son los de las aves que no soportan peso, como alitas y cuello.
  • Estos huesos de aves son suaves, flexibles, sin médula ósea, fácilmente triturados que aportan calcio, fósforo y oligoelementos que aportan al animal una dieta equilibrada con proteínas crudas.
  • La otra variante, son huesos para perros crudos recreativos, poseen porciones carnosas de res de distintos orígenes, pero todos repletos de médula.
  • Estos grandes huesos, no suministran una nutrición significativa y son solo para roer, no para comer.

12 reglas para darle a tu perro huesos crudos recreativos

Es posible hallar huesos para perros de nudillos crudos en cualquier carnicería, estos no deben estar cocidos al vapor, hervidos, asados irradiados o al horno, o bien, en el mostrario de carnes del super, el llamado hueso para caldos. Enseguida las reglas a tener en cuenta:

  • Una vez con los huesos para perros en casa, congelarlos y descongelar uno a la vez antes de dárselos al can.
  • No se debe optar por huesos picados a lo largo, pues hay más posibilidades de astillarse y generar traumas bucales.
  • Tampoco ofrecer al can huesos de cerdo o costillas grandes o que mastiquen con fuerza, ya que seguramente se astillaron .
  • El hueso debe ser proporcional a la cabeza de la mascota canina. De ser muy pequeños, pudieran haber riesgo de asfixia y trauma en la bocal.
  • No ofrecer un hueso recreativo, que can pueda tragarlo entero, morderlo en dos, o ingerir en porciones grandes.
  • Ofrecer el botín, cuando el can haya comido, ya que si tienen hambre, son más proclives a tragarlo entero o romperlo y tragar los trozos grandes.
  • Si son razas que muerden con fuerza pueden, romperse o fracturarse los dientes con este tipo de huesos, por ello no dar a un perro con restauraciones dentales.
  • Tomar previsiones en caso de ofrecer huesos a los cachorros, se puede usar un martillo para romper los huesos antes de ofrecerlos, lo minimizando el riesgo de tragarlos por completo.
  • Supervisar al perro mientras roye el hueso, para prevenir eventuales accidentes.
  • Coloca al can en un solo espacio, ya que estos se ensucian bastante, toman el olor del hueso, seguramente necesitará de un baño.
  • Si hay más de un perro en casa, se deben separar, pues los huesos para perros suelen desencadenar disputas entre estos, ya esta forma de alimentarse activa su instinto carnívoro.
  • La médula ósea es grasa y puede aumentar el consumo diario de calorías de la mascota, por tanto cuidar la dieta del animal es fundamental, ya que puede originar diarrea o vómitos.
huesos para cachorros
Huesos para perros: ¿Cómo elegir el mejor?

Huesos para perros cachorros

Aunque los cachorros generalmente son más delicados, es importante ofrecer huesos para perros; este debe ser grande a modo de juguete, y bajar el estrés, entretenerse y hasta limpiarle sus dientes. Son variados los beneficios de este primitivo juguete, solo se debe estar pendiente de él. Veamos sus beneficios e inconvenientes.

Ventajas e inconvenientes

Una de las ventajas que suponen estos huesos para perros, es que puede perfectamente darse a los consentidos cachorros, solo en versión cruda. Ya que los cocidos suelen aflojarse pudiendo romperse en la boca del can. Ahora se presentarán otras ventajas asociadas a estos ricos bocadillos caninos:

  • Les encanta, su sabor es apetitoso para el cachorro.
  • Sosiegan y mantienen sanas las encías de todos los perros.
  • Ayuda a mantener los dientes fuertes.
  • Libera al perro del posible estrés que pueda sufrir.
  • Es una rica fuente de entretenimiento como juguete, puede pasarse horas mordisqueando.
  • Elimina el sarro y previene su aparición.
  • Recibe calcio y fósforo, esencial para su crecimiento.

Ahora en caso de dudas o inseguridad sobre ofrecer un hueso a la amada mascota, se debe valorar ciertos inconvenientes que existen pues debes tenerlos presentes en cualquier caso:

  • En caso de ser huesos de mala calidad, mal refrigerados o de procedencia dudosa, puede generar lesiones de tipo bacteriológico.
  • Si el hueso no se digiere, o es muy pequeño y el can lo ingiere podría costarle expulsar del cuerpo.
  • Aquellos huesos quebradizos y pequeños, pueden causar una lesión en la boca, esófago, estómago o intestino, como una perforación u obstrucción.

Como toda persona con canes, corresponde decidir sobre dar o no huesos a la mascota, pues siempre se piensa en su bienestar y en los consejos aquí expuestos. Seguidamente se expone un listado de los distintos tipos de hueso, naturales o no, y que puede ofrecerse al amiguito con seguridad:

folletos
CHUY ORIENTAL ¡PREPÁRATE PARA VACACIONES DE INVIERNO! ¡Prepárate a recibir a los turistas! Volantes en Papel couché 80gr brillante y full color solo frente. Tamaño 10x14cm. Diseño Incluido. 1000 unid. a 2200 pesos. 2500 unid a 2400 pesos. 5 mil unid. a 2800 pesos. 10 mil unid. a 4800 pesos. 20 mil unid. a 8600 pesos.

Crudos

Existen 2 formatos de huesos para perros, están los crudos que tranquilamente se pueden ofrecer a las mascotas caninas, bien sean adultos o cachorros, pues ambos portan variadas ventajas y proporcionan nutrientes distintos, pero todos ellos ricos manjares para estos peludos, tales como son:

  • Huesos comestibles: este tipo de huesos, generalmente son huecos, o no tienen peso, estos casi siempre son de aves, como puede ser cuellos de pollo o pavo, aunados a las deliciosas alitas. Son asimismo, huesos flexibles fácil de picar en un procesador, ricos en aporte de calcio, fósforo y minerales a la mascota.
  • Huesos recreativos: estos huesos son más grandes, pueden ser de res, ideales para que el can mordisquee y se entretenga por largas horas. Este provee estimulación mental al canino y, pese a no aporta calcio, son interminables, incluso los disfrutan por días. En caso de tener carne incrustada, son fabulosos para fomentar la limpieza dentaria.

En el caso de cachorros, estos huesos para perros crudos, hay que supervisarlos, a fin de actuar prontamente ante cualquier evento que pueda ser peligroso para la mascota. Resulta importante además, mantener la higiene general de zona, es decir, no colocar el hueso en el suelo sucio, mejor colocarlo sobre una toalla, aunque los perros son caprichosos con sus huesos, y suelen revolcarse con él en todos lados.

Por último, se sugiere supervisar al perro y los huesos, para evitar el riesgo de asfixia o si se astilla, pues es mejor adelantarse al problema, sobre todo si son huesos de cerdo, estos suelen astillarse.

De piel de vaca

Este tipo de huesos para perros de piel de vaca, se venden en variados tamaños. Obedece a un producto natural que se reblandece si se ingiere, por lo que no supone ningún problema como podría ocurrir con los huesos naturales. Este tipo de huesos están disponibles en formas variadas, bien sean largos y gruesos o en forma de rosquilla.

De piel de cerdo

Es posible hallar en el supermercado este tipo de huesos, los cuales se elaboran con envolturas de la piel del cerdo; aunque de todos los huesos para perros, estos son los menos recomendados por ser muy indigestos. Pudiendo incluso, dar al can vómitos en caso de ser delicado.

De calcio

Este tipo de huesos por el contrario, están muy bien indicados, pues el calcio es excelente para los canes, en especial si es cachorro. Corresponden a huesos naturales rellenos de calcio en pasta, lo que mejoran positivamente su desarrollo. Ideales para cachorros, canes adultos o ancianos de gran tamaño.
En cuanto a su formato, estos tienen forma de caña o nudillos. Son duraderos, incluso más que los otros huesos, solo que es imprescindible lavarlo de vez en cuando para prevenir la transmisión de alguna bacteria que pudiera estar en el piso.

De juguete

Por último, pero no menos atractivos, abundan en el mercado, los huesos para perros de juguete, los cuales son totalmente benignos, y son duraderos, pues no se desgarran, no se pueden tragar y además, son una buena opción para quienes busquen un juguete vitalicio para canes. Aunque debe anotarse, que las mascotas suelen aburrirse de sus juguetes, pero por tratarse de su bocado favorito, seguro no lo harán.

De igual forma, el comercio de este tipo de huesos es muy variado, pudiendo conseguirlos en todos los formatos, estilos, colores y sabores; los hay de variados tamaños, con o sin luz, con o sin ruido, entre otras prestaciones ideales para cada tipo de mascota. Pero todos son una buena opción para quienes consideran que la dieta de su perro es la adecuada.De igual forma se debe limpiar regularmente, pues la salud del can es lo primero.