economía fronteriza
CEFRO impulsa proyecto de Políticas de Frontera.

Las Cámaras Empresariales de Frontera con Brasil (CEFRO) hicieron llegar a distintos senadores, este jueves, un proyecto que busca dinamizar la economía fronteriza. Dicho proyecto tiene como objetivo social mejorar la capacidad de compras de los uruguayos que viven dentro de los 60Km. de frontera. Al mismo tiempo pretende fortalecer los comercios, generar más empleo y cuidar que las divisas no fuguen al exterior.

CEFRO está formado por los Centro Comerciales de Chuy, Cerro Largo, Rivera, Artigas y Bella Unión y proponen establecer una franja de 60 kilómetros, donde sus habitantes se vean beneficiados con descuentos impositivos en sus compras. El mismo tendría un límite mensual y aconsejan realizarlo a través una tarjeta de frontera o medios electrónicos.

Tommy Hilfiger en Chuy
#NewBoyz te ofrece marcas internacionales, selectas y originales al mejor precio de nuestra frontera. ¡Vienes a Chuy, pasa por NewBoyz! #chuytupróximodestino #ChuyTeEspera #Chuy

“El sector empresarial de frontera no solo debe competir en forma igualitaria con sus pares, sino que además debe afrontar una competencia feroz y desleal con el comercio extranjero limítrofe que afecta a nuestras ciudades”, nos señala Jefferson Muniz, Presidente del Centro Comercial Regional de Chuy (CCRC).

“Al empresario de frontera se le hace imposible revertir esta situación, debido a que se enfrenta a costos impositivos, tarifas públicas y precios de mercaderías más bajos y a una diferencia cambiaria mayormente desfavorable lo que genera un aumento mayor en la brecha de precios”, agrega Mariela Moura, Presidenta del Centro Comercial e Industrial de Cerro Largo.

“El alto grado de informalismo, la falta de estímulo al empresariado y al emprendedurismo, se convierten también en dificultades que ahondan nuestra problemática y frenan el desarrollo económico y social en nuestras fronteras”, se puede leer en el proyecto enviado.

“Las decisiones que se tomen a raíz del análisis de este proyecto serán decisivas para la sobrevivencia de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), que sostienen la economía y el tejido social uruguayo”, afirma Arturo Gaite, Presidente de la Asociación Comercial de Rivera.

Recordemos que el 98 % de las empresas uruguayas son MIPYMES. Un sector muy golpeado por la pandemia.  “Muchas han cerrado sus puertas y otras van camino a ello. Por este motivo resulta urgente e imprescindible apoyarlas y reactivarlas, ya que son el  motor de nuestra economía nacional y es menos costoso para el Estado mantener una empresa en actividad que resarcir el daño económico- social de una empresa que ha dejado de existir”, reflexiona Juan Brum, Presidente del Centro Comercial e Industrial de Artigas.

Mundo Animal
Llegó la mejor opción en la frontera para tu mascota o vida campestre. ¡Ven a conocer #AgroShop!

El proyecto indica que en los límites fronterizos viven más de 390.000 uruguayos, (185.000 con Brasil y 205.000 con Argentina), con necesidades propias, exclusivas y diferenciadas de frontera, que solicitan hoy más que nunca el apoyo y las soluciones que a continuación le planteamos al Gobierno Nacional.

“Llevamos la orientalidad impregnada en el pecho. En la frontera somos y queremos seguir siendo la carta de presentación y los primeros defensores de la soberanía nacional. Sin embargo en el contexto actual muchos emprendedores migran a Brasil al encontrar mejores condiciones para desarrollar sus proyectos, dejando  desposeídas a nuestras ciudades y un notorio vacío empresarial”, indica Alfredo Freitas, Presidente el Centro Comercial e Industrial de Bella Unión.

Las empresas y las Cámaras empresariales pertenecientes a CEFRO pretenden:

  • Evitar el escape de divisas a Brasil.
  • Seguir siendo fuentes generadoras de empleos.
  • Defender el comercio y la industria uruguaya.
  • Acelerar el proceso de desarrollo de nuestras ciudades y localidades.
  • Ser partícipes y motivadores  de la descentralización del país.
  • Llevar más beneficios a los consumidores uruguayos con mercadería a precio justo.
  • Estimular la formalización empresarial.
  • Ser fuentes generadoras de recursos para el país.

Para ello proponen:

  1. Aplicación de políticas de frontera en forma definitiva para las compras en MIPYMES realizadas por los residentes en las zonas comerciales de frontera.
  2. Se entiende como zona comercial de frontera, (en adelante ZCF); a la franja comprendida dentro de los 60 km paralelos al límite territorial del Uruguay.
  3. Se pide eliminación de IVA e IMESI de toda mercadería comprada por los residentes en  la ZCF.
  4. Las políticas de frontera se implementaran a través de la creación de una tarjeta unipersonal exclusiva, o aplicación,(APP) asociada a la CREDENCIAL CIVICA que acredite la residencia fronteriza.  
  5. Únicamente podrán beneficiarse de la reducción impositiva, las MIPYMES establecidas formalmente dentro de la ZCF asociadas a las Cámaras Empresariales (excluye la informalidad).
  6. Las compras de los residentes en la ZCF tendrán un tope máximo de reducción impositiva de cuatro mil pesos uruguayos ($U 4.000) por cada tarjeta en los comercios habilitados en el punto 5.
  7. Creación de comisiones de políticas de frontera a nivel local y nacional con integración  de las Cámaras de frontera  tanto en la gestión como en la logística, ya que somos el observatorio primario de la realidad fronteriza y debemos aportar información fehaciente y tener  participación en las decisiones que definirán el futuro de nuestras empresas y del desarrollo de nuestras ciudades.