pesca del camarón
Valizas en Rocha y la ruta del Camarón.

Marzo y Abril es la época donde el camarón emprende su camino de regreso al mar, atrás quedaron sus épocas de lagunas y arroyos y el momento propicio para que los pescadores de este crustáceo coloquen sus trampas y se hagan de los camarones que luego llegarán a sus mesas. Todoaqui.uy vivió la experiencia pesquera que en Semana de Turismo estará a la orden del turista.

Eduardo Veiga, también conocido como «el mondeja», nos recibió en la oscuridad de una de las orillas del arroyo de Valizas. La noche era iluminada solo por un cielo completamente despejado y estrellado. Algunos flashes y linternas nos acompañaban en nuestra labor y seríamos testigos de una experiencia inolvidable.

mate de regalo
Participa en Facebook e Instagram.

La gastronomía rochense durante semana de turismo se engalana y debido a la abundancia de este delicioso alimento se convierte en la Semana del Camarón. Dentro de «Sabores de Rocha», iniciativa de la Corporación Rochense de Turismo, se estimula la utilización de materias primas producidas en el departamento. La zafra del camarón es clara muestra de ello.

Las formas de cocinarlo y acompañarlo son infinitas. Los chefs de Valizas, Aguas Dulces y otros lugares gastronómicos rochenses son especialistas en la distinción del sabor, en el contraste del mismo y en destacar ese sabor que nos penetra por el gusto y la vista.

Pero es importante para valorar los platos que tenemos en nuestras mesas conocer el origen de los mismos. Veiga nos relata que su labor fue aprendida de los pescadores brasileros, que tienen más experiencia. La pesca del camarón se realiza de noche, «a la caída del sol ya deben estar las redes en el agua, las luces prendidas y allí entra a caminar. Durante toda la noche está circulando, buscando la salida al mar».

«Los brasileros y los japoneses son los que más saben, nosotros les copiamos acá. Este método de trampa lo usamos hace veinticinco años en Uruguay, antes era a red de lanza». Antes era un tipo de pesca muy depredadora porque todo lo que entra en la red muere, ahora el método es más selectivo porque tienes la posibilidad de soltar vivo el pescado que no se encuentra en edad de ser pescado, e incluso si el camarón es muy chico.

camarón recién pescado
Valizas en Rocha y la ruta del Camarón.

Su labor la realizan desde las cinco de la tarde hasta las cinco de la mañana. Es una actividad más bien nocturna. «Hay que estar acá controlando que no se rompa una red» por ejemplo. «De día no sacas un camarón» nos cuenta «el mondeja» quien explica además que se utilizan redes que se sumergen en el agua y con retenciones donde queda atrapado el molusco. Además se utiliza una luz porque el camarón se siente atraído hacia ella. Una vez que caen en las trampas se espera un tiempo prudencial para que se junten y luego se sacan todos de una.

Las redes que tiende el camarón

El camarón entra en la Laguna de Castillo y recorre también el Arroyo de Valizas, la Laguna de Rocha es otra buena laguna donde los pescadores realizan su tarea. Aunque Veiga nos indica que «últimamente se está explorando la Laguna Garçón también».

La larva entra en la luna llena de octubre, crece y ahora en Marzo y Abril está madura y busca la salida hacia el mar de vuelta. Hace un ciclo en la laguna, no de reproducción, sino de crianza.

Esta labor se traslada normalmente de generación en generación. Los pescadores además, trabajan por zafra, hoy es la zafra del camarón, pero luego también se dedican al pescado u otros frutos del mar. En cuanto a la zafra el hecho que exista mucho camarón a la vuelta redunda luego en que el camarón se venda más barato. «Capaz que el primero que pesca encuentra buen precio, pero luego va bajando si hay abundancia».

Y no se trata de oferta y demanda, sino de la falta de recursos para la conservación de la materia prima. Ellos no cuentan con la refrigeración necesaria para conservar por más tiempo su pesca, por lo que deben venderla rápidamente para evitar que se malogre.

Pero la pesca también se convierte en un atractivo turístico. Subirse a las lanchas y ver en primera fila como se extrae el camarón resulta atractivo para los que viven en la ciudad. Estos pescadores se dan idea para poder hacerle vivir la experiencia al turista que llega ávido de aventuras y adrenalina.

La pandemia no afectó directamente su labor cotidiana, pero sí les afecta indirectamente, debido a que el turista no llega en el número de otras temporadas y por tanto la demanda es menor a la de otros años.